Disfruta de las playas sin dejar huella

¡Hola a todos y todas de nuevo! He estado “callado” una semana debido a unos cuantos días libres que decidí disfrutar bajo el sol malagueño y a remojo en las aguas del Mediterráneo. Pero vengo con las pilas recargadas y con un tema idóneo ahora que llega agosto y muchos empezarán sus vacaciones y elegirán destinos costeros.

Estoy completamente seguro que a todos nos gusta llegar a la playa, colocar nuestra toalla, nuestra sombrilla y disfrutar de la brisa marina con intermitentes paseos al chiringuito de turno. Pero ¿qué se os pasaría por la cabeza a vosotr@s si en dos minutos de playa y a menos de medio metro de vuestra toalla veis ésto?

La arena de la playa NO es tú cenicero

La arena de la playa NO es tú cenicero

Yo lo que pensé es que esa persona al día siguiente no sólo querrá la playa limpia sino que si no lo está, se quejará. Lo segundo que hice fue mirar a los alrededores buscando papeleras, las encontré a unos veinte o treinta metros en la misma arena de la playa dirección al paseo marítimo.  Por lo que se deduce que hay personas que prefieren dejar su basura en la arena de la playa (que tanto les gusta y que tanto disfrutan) antes que llevarlas consigo unos pasos y depositarlas en el contenedor de camino a casa… No tiene sentido, ¿verdad?

Aunque la pregunta parezca evidente, quizás se abran algunos ojos: ¿por qué no se deben tirar colillas de tabaco en la arena de la playa?

  • Estéticamente la arena se vería como un cenicero gigante, si todos dejaran el resto de sus cigarros, ¿irías a una playa así?
  • Está demostrado que las colillas que llegan al agua son tóxicas para algunos peces.
  • Para los operarios es imposible quitar una a una todas las colillas de todos los fumadores que puede haber en un día.
  • En algunas playas circulan maquinaria pesada (tractores o excavadoras) a primeras horas que no sólo no recogen toda la basura, si no que mucha se queda enterrada entre la propia arena.
  • Las colillas de tabaco poseen metales pesados y alquitrán que son muy dañinos para el medio ambiente.
  • Por si fuera poco, la vida media de las colillas en el entorno es de cincuenta años.
Punto de recogida de ceniceros desechables (pero sin ningún envase disponible)

Punto de recogida de ceniceros desechables (pero sin ningún envase disponible)

Las consecuencias pueden ser muy perjudiciales cuando tenemos las herramientas suficientes para evitarlas. Para todos esos fumadores empedernidos existen ceniceros portátiles, en ciertas playas de algunas localidades disponen de pequeños envases desechables de cartón para depositar pequeños residuos, también se pueden usar como ceniceros las propias latas de refrescos o botellas de agua después de haberlas consumido, el propio paquete de tabaco vacío, y seguramente habrá innumerables formas alternativas de guardar las colillas hasta llegar al contenedor antes que dejarlas en la arena de la playa. Métodos hay, sólo tenemos que ponerlos en práctica.

Cenicero portátil

Cenicero portátil

Seguro que algún “no fumador” (como yo) está pensando que ésto no le incumbe, pero sólo me he centrado en unos restos pequeños, contaminantes y difíciles de recoger. El tema se puede extrapolar a los  restos de basura que dejamos después de pasar el día en la playa, ya sea por envoltorios de plásticos, latas, botellas, bolsas, o cualquier otro elemento ajeno a la misma playa.

¿Cómo hago para no ensuciar la playa que visito? Cuando vamos a la playa podemos llevar: sombrilla, toalla, nevera, refresco, cerveza, tortilla, filete, fruta, gazpacho, hielo, pan, crema para no quemarnos, pelota, e infinidad de artículos varios. Seguro que para llevar tanto suministro necesitamos alguna bolsa de plástico (si no, seguro que cabe en algún pequeño espacio de la mochila). Pues bien, ahí tenemos nuestra mejor herramienta para transportar nuestros desechos: LA BOLSA DE PLÁSTICO. Metéis la basura en la bolsa y al contenedor al terminar la jornada. Sí, lo sé, no es un consejo muy glamuroso, incluso parece un poco absurdo, pero si tenéis oportunidad, asomaos a una playa un domingo a última hora y veréis que sorpresa os lleváis porque muchos han dejado sus desperdicios desperdigados a lo largo de toda la arena, en algunos casos, haciendo que la subida de la marea los arrastre al agua.

Con la llegada de tus vacaciones, diviértete, nada, bucea, disfruta de la naturaleza, come, bebe, fuma todo lo que te plazca, ponte moreno o morena pero por una vez “sé un animal”.

Sé un animal

Sé un animal

Quiero ponerme de pie y aplaudir a aquellas personas que por conciencia y buena voluntad, disfrutando de un día de playa, se levantan de su toalla y se ponen a recoger la basura de otros, ya se llamen Cristian, Patricia o Manolo: ¡olé por vosotros!

Todos los que podáis, disfrutad de vuestras vacaciones, un saludo de: el técnico ambiental.

Anuncios

2 Respuestas a “Disfruta de las playas sin dejar huella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s