Material de laboratorio III: no volumétricos

¡Hola enorme para las lectoras y lectores!

Se terminó agosto y para muchos las vacaciones. Ahora llega el trance de la vuelta al trabajo, a las clases y demás obligaciones que no se han echado tanto de menos acostado en la playa tostándose mientras acompañaba la brisa marina. Para todos aquellos que vivan esta experiencia: ¡ánimo!

Hoy quería retomar el tema de los materiales de laboratorio, centrándome en aquellos que no miden volúmenes, que como veréis a continuación son de gran variedad y multitud de usos diferentes. Con todos ustedes los materiales no volumétricos:

– Crisol de porcelana: se usa principalmente para calentar, quemar, fundir o calcinar sustancias, ya que soporta hasta 1000ºC de temperatura.

– Cristalizador: es un recipiente de vidrio de base ancha y poca altura que permite cristalizar el soluto de una solución al evaporarse el solvente.

– Cuentagotas: tubo de vidrio o plástico que acaba en una punta cónica y al comienzo tiene una perilla la cual nos permitirá suministrar el líquido gota a gota.

– Desecador: está fabricado de vidrio grueso de base ancha con una tapadera que permitirá un cierre hermético y en su interior habrá una rejilla de porcelana agujereada permitiendo un doble fondo, en el cual se colocará un agente desecante como gel de sílice. Al introducir la sustancia en su interior y extraer el aire a través de la llave lateral, dentro se producirá el vacío y podremos deshidratar dicha sustancia. (NOTA: para querer abrir la tapa al finalizar, veremos que al haber estado al vacío tendremos que hacer un esfuerzo extra).

Embudo Buchner colocado en un kitasato conectado a una bomba de vacío

Embudo Buchner colocado en un kitasato conectado a una bomba de vacío

– Embudo Büchner: normalmente está fabricado en porcelana y nos sirve para realizar filtraciones. En la parte cónica hay una lámina perforada donde se coloca un papel de filtro ajustado perfectamente al tamaño del embudo, humedeciéndolo con agua destilada para que así quede fijado. El embudo se ajusta, gracias a un anillo de caucho que viene en la parte inferior, a un kitasato y éste a su vez a una bomba de vacío. Ahora se empieza a filtrar la sustancia sobre el papel colocado en el embudo, ya con el sistema conectado y recogeremos las partículas en el filtro mientras el líquido será abosorbido por la bomba de vacío.

Embudo de decantación o ampolla de decantación: se usa para separar dos líquidos inmiscibles como pueden ser el agua y el aceite. Son de vidrio, en la parte superior tiene una abertura taponable para poder verter los líquidos y en la inferior posee una llave de paso que nos permitirá regular la salida del líquido con mayor densidad.

– Kitasato: se utiliza para la filtracion a presión reducida y como vimos algo mas arriba, se necesita el embudo büchner y una bomba de vacío. Físicamente son parecidos a los matraces erlenmeyer pero a diferencia de éstos, el kitasato tiene un tubo lateral que sirve para conectar la bomba de vacío.

– Matraz de destilación: es un frasco de vidrio de cuello largo y cuerpo esférico. Se usa cuando se debe calentar sustancias a altas temperaturas o agitar de forma continuada, ya que debido a su forma, impide el derramamiento.

Placa de Petri cultivada con E. coli (Fuente: balder2111 en http://www.sxc.hu/)

Placa de Petri cultivada con E. coli (Fuente: balder2111 en http://www.sxc.hu/)

– Placa de Petri (o cápsulas de Petri): es un recipiente de vidrio, por lo general (a veces de plástico), redondo con una tapa que lo cubre los laterales de la base. Su uso suele ser para el cultivo de bacterias u otros microorganismos, dependiendo cuál se quiera se deberá usar diferentes medios de cultivos y distinto tiempo en el horno para facilitar su crecimiento.

– Refrigerante: se usa para condensar vapores. Existen varios modelos distintos de tubos refrigerantes (de serpentín o Graham, recto o Lebig y Allhin) pero básicamente su funcionamiento y objetivo es el mismo: condesar destilaciones. Todos constan de un tubo interno ya sea recto o en espiral y alrededor de éste, circula el líquido refrigerante, normalmente agua.

Tubos de ensayo

Tubos de ensayo

– Tubos de ensayo: son tubos de vidrio donde se pueden contener líquidos o sólidos, hacer mezclas, calentar en el mechero bunsen, cultivar microorganismos y otras pruebas.

– Vidrio de reloj: es una lámina de vidrio que aunque podemos usar como tapadera provisional para los vasos de precipitados su uso característico es para pesar sustancias.

Existe un grupo amplio de materiales de uso común al que no voy a dedicar tiempo sobre su manejo debido a que no presentan dificultad; como pueden ser las gradillas, pinzas, espátulas, morteros, trípodes, soportes, agitadores, mecheros bunsen, embudos o termómetros.

Al describir los materiales y su uso, hasta me llega el olor a reactivos y el sonido del bote de agua destilada al escupir ese chorro alocado, menos mal que no me estáis viendo escribir esta entrada con mi bata de laboratorio puesta.

Un saludo de: el técnico ambiental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s