Shell VS Ártico

¡Saludos!

Ya está en marcha una lucha por el dominio del Ártico, algunos países reclaman kilómetros de hielo y mar para ellos y las grandes compañías petrolíferas invierten millones de dólares para su incursión en la helada capa del norte en busca de combustibles fósiles. Un combate con resultado incierto pero donde se premia el beneficio de unos pocos y no el perjuicio que conlleva para todos. A continuación conoceremos más detalles de los combatientes del norte:

SHELL

En el listado anual que realiza la revista Fortune, la petrolera Royal Dutch Shell encabeza el ránking de las empresas más grandes del mundo, quizás sea el ansia de poder lo que les ha llevado a tomar una iniciativa que les ha costado millones de dólares para iniciar perforaciones petrolíferas en el Ártico haciendo caso omiso a los daños que pueden ocasionarse a nivel mundial.

El plan de la petrolera es extraer combustibles fósiles (petróleo) con barcos nunca utilizados en las temperaturas extremas que ofrece el Ártico. Dichos buques irán provistos de grandes mangueras que lanzarán agua caliente a los icebergs o los bloques de hielo que interfieran en su cometido. (Enlace a la página oficial en inglés de Shell donde vende su proyecto: http://www.shell.com/global/future-energy/arctic.html)

ÁRTICO

El Ártico es el área que rodea el Polo Norte de la Tierra con una superficie aproximada de 15 millones de kilómetros cuadrados incluyendo a ocho países distintos (Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia y Rusia) que ya desde hace años intentan reclamar territorios para sí mismos.

Superficie ártica

Superficie ártica

Banquisa Ártica

Banquisa Ártica

La mayor parte del Ártico es un extenso océano cubierto por una banquisa (capa de hielo flotante que se forma en las regiones oceánicas polares) que cambia su extensión dependiendo de la estación del año, pudiendo variar de 15 millones km² en marzo a seis en septiembre, facilitando de esta forma la navegación en la época estival.

En el siguiente blog que encontré, y que comparto con vosotros, se hace un seguimiento de la banquisa y se puede ver en la gráfica que se adjunta como disminuye en los últimos treinta años, teniendo en 2012 su peor registro (4,7 km² de extensión en agosto): http://diablobanquisa.wordpress.com/2013/09/03/2013-buen-verano-para-la-banquisa-artica

¿Qué consecuencias tiene un combate entre ambos?

El trabajo que pretende realizar la petrolera debilitará el Ártico tan sólo por el hecho de abrirse paso a través del hielo, pero las consecuencias que puede ocasionar un vertido de petróleo al océano en aquellas latitudes serían devastadoras por el coste que supondría, tanto económico como ambiental.

La pérdida de albedo (porcentaje de radiación que cualquier superficie refleja con respecto a la que recibe) provocada por la disminución de la capa de hielo del norte favorece al calentamiento global, es decir, cuando el albedo disminuye porque la superficie helada es más pequeña, el calentamiento aumenta.

Oso polar pensativo

Oso polar pensativo

La fauna presente en el Ártico (osos polares, zorros árticos, morsas entre otros) verían cambiar su ecosistema natural, obligándoles a cambiar alimentación y lugar de apareamiento. Incluso la vida marina se vería afectada por la disminución de algas en la capa helada o de fitoplancton de los cuáles se nutren.

El Ártico se encuentra sólo defendido por organizaciones ecologistas contra multinacionales como Shell, si quieres colaborar ahora puedes hacerlo aquí. Yo ya participé, ¿y tú?

Ya sonó la campana que anuncia el comienzo de la lucha, ahora esperemos no ser testigos de un golpe definitivo al planeta. Un día más se despide: el técnico ambiental.

Anuncios

4 Respuestas a “Shell VS Ártico

  1. Es increíble todo lo que esa actividad puede contribuir a acelerar el cambio climático, como tú bien dices disminuirá el albedo favoreciendo el calentamiento global, y además contribuirá a liberar los clatratos de metano confinados en el hielo, cosa que también favorecerá el cambio climático, ya que el metano es un potente gas de efecto invernadero; además estos efectos se retroalimentan ya que cuanto menos albedo y más metano, más banquisa se pierde y por ende disminuirá aun más el albedo y se liberará más metano, vamos que es “la pescadilla que se muerde cola”. Tampoco hay olvidar que gran parte de ese petróleo se convertirá en combustible que se quemará emitiendo más CO2 a la atmosfera aumentando nuevamente el efecto invernadero y en consecuencia el cambio climático. Por no hablar del terrible impacto que esta actividad tendrá en el ecosistema.

    Todo esto es un precio demasiado alto que no podemos permitirnos pagar, y mucho menos por mantener un sistema energético basado en los combustibles fósiles que es “sucio” y está destinado a desaparecer, ya que son una fuente de energía no renovable que está llegando a su ocaso.

    Vamos que lo que quiero decir es que ¡¡Firmado!! 😉

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s